10.8.08

JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD 2008

video
Cuántas buenas semillas dejará la JMJ en Sydney
domingo, 20 de julio de 2008

Queridos amigos, el Espíritu Santo dirige nuestros pasos para seguir a Jesucristo en el mundo de hoy, que espera de los cristianos una palabra de aliento y un testimonio de vida que inviten a mirar confiadamente hacia el futuro. Os encomiendo en mis plegarias, para que respondáis generosamente a lo que el Señor os pide y a lo que todos los hombres anhelan. Que Dios os bendiga.




Así lo dijo Benedicto XVI en un encuentro con los organizadores y patrocinadores de la JMJ que concluye en Sydney.
Benedicto XVI está convencido de que las Jornadas Mundiales de la Juventud de Sydney traerán frutos inesperados para la evangelización.

"¡Cuántas buenas semillas se han sembrado en estos pocos días!", confesó en la tarde de este domingo al reunirse con los bienhechores y organizadores del encuentro en la recepción y en la sala capitular de la catedral de Sydney.

El Papa, evidentementemente satisfecho por estos días de evangelización, quiso encontrarse con estas personas para manifestarles su agradecimiento, antes de regresar este lunes a Roma.

"Deseo daros las gracias a todos y cada uno, no sólo por los sacrificios, sino sobre todo por la confianza que habéis demostrado hacia nuestros jóvenes y por vuestra fe en la gracia de Dios que actúa en sus corazones", les dijo el Papa.

"Oremos para que todo lo que habéis invertido en ellos dé fruto en su vida, para la vida de la Iglesia de Cristo y para el futuro de nuestro mundo", añadió.

"Vuestra generosidad y vuestro sacrificio han sido una contribución esencial, también a menudo escondida, para el éxito de esta Jornada Mundial de la Juventud", aseguró.

Por eso deseó que "el gozo espiritual, la satisfacción y la dicha, que todos hemos experimentado en estos días, sean una fuente inagotable de bendiciones para vuestras vidas".


Himno del Encuentro Mundial de Jóvenes 2008
Receive the power Guy Sebastian
RECIBE EL PODER

Cada nación, cada pueblo
vienen juntos a adorarte a ti
en tu presencia nos alegramos
te seguimos hasta el fin del mundo

Aleluya, Aleluya
recibe el poder del Espíritu Santo
Aleluya, Aleluya
recibe el poder y se luz en el mundo.


Tu Espiritu nos llama
responderemos a tu voluntad
testigos para siempre
de tu piedad y eterno amor.

Aleluya, Aleluya
recibe el poder del Espíritu Santo
Aleluya, Aleluya
recibe el poder y se luz en el mundo.


Cordero de Dios, te alabamos
Único Santo, te alabamos
Pan de vida, te alabamos
Emanuel te alabamos

Cordero de Dios, te alabamos
Único Santo, te alabamos
Pan de vida, te alabamos
Emanuel por siempre cantare:

Aleluya, Aleluya
recibe el poder del Santo Espíritu
Aleluya, Aleluya
recibe el poder y se luz en el mundo.


Próxima JMJ en Madrid es un gran don para la Iglesia en España

Quiero expresar mi gratitud en nombre de la Diócesis de Madrid por esta designación dijo el Cardenal Antonio María Rouco, Arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, a los medios de comunicación, luego que el Papa Benedicto XVI anunciara la próxima sede de la JMJ 2011.

“Es un gesto del Santo Padre que agradecemos mucho y agradecemos que la providencia y el Dios de la historia se haya ocupado de que se celebre en Madrid la próxima JMJ. Estamos dispuestos a prepararla como esto se merece. Contamos con la experiencia porque organizamos en Santiago de Compostela la cuarta Jornada de la Juventud, y la segunda en celebrarse fuera de Roma”.

“Vemos la Jornada como un acontecimiento de la vida de la Iglesia con un significado pastoral con repercusiones en la vida social y en la vida cultural de España y estamos seguros que con repercusiones muy beneficiosas", dijo el Purpurado sobre la actividad que tendrá lugar en la tercera semana de agosto de 2011 en Madrid.

“Cuando comenzamos a organizar las cosas para la JMJ en Santiago de Compostela nos confiamos en la providencia de Dios y eso salió”, añadió y consideró que “Madrid está situada en un punto favorable para la cercanía con la Iglesia de África".

El Arzobispo recordó que la relación de España y de la cultura con la Iglesia está muy enraizada en la cultura nacional.

Sobre el compromiso de los españoles en la organización, aseguró que los jóvenes "han mostrado fe y gozo de ser cristianos y de saber asumir la vida con una categoría impregnada por lo que Papa expresó sobre la relación Espíritu Santo y amor y vida del hombre. Los jóvenes nos dan unas lecciones increíbles de ser cristianos y de ser personas de humanidad excelente”.

El Cardenal Rouco consideró “una providencia de Dios y una gracia de Dios”, ser el primer Arzobispo en organizar dos Jornadas Mundiales de la Juventud.

“Esperamos del Gobierno dos cosas: libertad de acción y cooperación. Contamos con la ayuda de los jóvenes de España y de los de todo el mundo”, concluyó.